3 marzo, 2020

En Junio de 2018 se firmó la aprobación del Acuerdo de Colaboración CWA 17316 en
relación al Marcado Logo CE Inteligente
en los productos de construcción. Dicho acuerdo define las características,
directrices y requisitos que sirven de base para el Marcado Logo CE
digital
. Este acuerdo significó un importante avance en el
proceso de digitalización de la industria de productos de la construcción.

El marcado Logo CE
Inteligente (Smart CE)
permite que, la información en relación a las
prestaciones de los productos de construcción que se deben declarar siguiendo
el Reglamento, se haga en formato digital. Es decir, conlleva un lenguaje y
metodología comunes para toda Europa que permiten evaluar sus productos, garantizando a su vez la transparencia y la
disponibilidad de toda la información
sobre las prestaciones declaradas.

Ventajas que proporciona el Marcado Logo CE Inteligente

La finalidad de la implantación
de este marcado
es la de facilitar
el acceso a la información de las prestaciones del producto mediante
herramientas digitalizadas
, por parte de los usuarios de los productos de
construcción (proyectistas, contratistas, usuarios finales y autoridades
públicas) de forma fácil y sencilla.

Se facilita la entrada de fabricantes a otros mercados,
independientemente del tamaño que tengan, reduciendo
las tareas administrativas
, lo que puede ser muy favorable en pymes exportadoras.

Para las administraciones públicas también significa un gran
avance ya que disponer de esta información digitalizada puede ayudarles a establecer herramientas que apoyen sus
políticas públicas
, así como para mejorar
la vigilancia del mercado
gracias al acceso digital a los datos.

Los desarrolladores de soluciones informáticas para
edificación u obra civil tendrán un único formato en que recibirán la
información, lo que les facilitará realizar herramientas aplicables para toda Europa.

El sector de la construcción ha dado un paso más en el camino
hacia la digitalización

La era de la digitalización ha llegado finalmente al sector
de la construcción donde los fabricantes de productos de construcción
interpretan un papel protagonista. La meta está ahora en la implantación
del nuevo sistema opcional de marcado CE
con el objetivo de que
se cumplan los requisitos reglamentarios. Para ello, será necesaria la
colaboración de todas las partes implicadas. De los primeros pasos a realizar
será la revisión de las normas europeas, para que permitan declarar las prestaciones de una manera coherente con la estrategia
propuesta por el CWA.

Las certificadoras
por tanto tendrán un papel clave
: gracias al trabajo que se
realiza con las certificaciones
nos aseguraremos de que todos los implicados cumplan con las normas
establecidas.